Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La ginecología estética permite mejorar
la función y la estética de las zonas íntimas.
El rejuvenecimiento de vulva y vagina es posible
mediante técnicas mínimamente invasivas.
El nuevo láser para Ginecoestética permite corregir
la hiperlaxitud vaginal, la incontinencia y la atrofia vaginal.
Los tratamientos con láser para vagina y zonas íntimas
mejoran la estética de forma mínimamente invasiva.
En IML la mejoría de la estética y la función de las zonas íntimas
está en manos de ginecólogos expertos en el manejo del láser.
  

Atrofia Vaginal

La bajada de estrógenos propia de la menopausia conduce a un debilitamiento de las paredes vaginales con pérdida de secreción que producen atrofia y sequedad vaginal y pérdida de elasticidad y capacidad de compresión y condicionan intensamente la vida sexual de la mujer.

Las paredes de la vagina se vuelven delgadas, poco elásticas y poco resistentes a traumas, lo que afecta a la vida sexual. Una terapia dirigida, mínimamente invasiva y resolutiva se ha convertido en una necesidad en IML para nuestras pacientes.

Durante la fase de excitación se puede producir en la mujer una laxitud muscular con falta de tumescencia en los genitales externos y falta de lubricación vaginal con disminución de la sensibilidad propia y de la pareja. Aumentan también las posibilidades de que las relaciones sean dolorosas en la penetración y el riesgo de vulvovaginitis atrófica e incontinencia urinaria.

Tratamiento de la atrofia vaginal con láser en IML

La atrofia vaginal tiene solución mediante un tratamiento muy sencillo basado en láser, puede consultar con nuestro ginecólogo experto.

Las mujeres en periodo de pre o post menopausia conocen bien los problemas debidos a su envejecimiento genital y cada vez consultan más con su ginecólogo para poder mantener una sexualidad normalmente activa. La nueva metodología de rejuvenecimiento vulvo-vaginal de IML MonaLisa Touch permite, en dos sesiones, devolver la vitalidad a los tejidos recuperando su tensión, su tumescencia y su capacidad de secreción, devolviendo la capacidad de disfrute sexual a la mujer.

El tratamiento de rejuvenecimiento genital requiere entre 2 y 3 sesiones, dejando transcurrir un mes entre sesión y sesión. 

Apenas tiene tiempo de recuperación y se realiza sin anestesia. 

Para mantener los resultados es interesante realizar una sesión de mantenimiento al año.

 Tratamiento de la atrofia vaginal en IML

Durante la menopausia es cuando más demanda existe de los tratamientos correctivos-reconstructivos, ya que existe una estrecha relación entre el resultado estético y la mejora de la funcionalidad tan importante para el bienestar en la vida de la mujer.

Puede solicitar consulta informativa gratuita con nuestro ginecólogo experto para obtener más información sobre el tratamiento para corregir la atrofia vaginal.